Ingeniería y Modelos de Negocio, Las Nuevas Armas Estratégicas

Cada día los negocios se mueven más rápido por lo que mantenerse vigente, lanzar nuevos productos y permanecer competitivo es difícil. Esto ha hecho que aparezcan formas de agilizar el trabajo para competir exitosamente: las metodologías ágiles de proyectos (Agile y Scrum), el diseño visual (Visual Design), el pensamiento visual (Visual Thinking) y nuevas metodologías para desarrollar negocios.

Las nuevas armas estratégicas son la Ingeniería de Negocios y los Modelos de Negocio.

La ingeniería de Negocios la definimos como la aplicación del ingenio humano a los negocios con el fin de encontrar los aspectos fundamentales con los cuales un negocio crea, entrega y obtiene valor; puede ser una empresa completa, un producto o servicio e incluso sus relaciones con terceros.

Estos aspectos fundamentales identificados se llaman Modelo de Negocios y son los elementos que determinan el éxito y rentabilidad de una empresa.

Para construir el Modelo de Negocio los ingenieros necesitan tener varias competencias:

1. El conocimiento para diseñar, estructurar y operar un negocio, como lo afecta su entorno, hacia donde va la sociedad, la transformación digital, la innovación y sobre todo, como incorporar estas necesidades en un negocio de forma rentable.

2. La creatividad también es indispensable para construir Modelos de Negocio que no existen o para potenciar los negocios actuales.

3. El uso de metodologías innovadoras que permitan descubrir nuevas perspectivas del negocio.

4. Trabajo en equipo entre el ingeniero de negocios y sus clientes para obtener resultados innovadores y rentables.

Los Modelos de Negocio se usan para:

1. Diseñar nuevos negocios o para potenciar los actuales, permiten entender el entorno y como abordarlo para crecer los mercados, entender que problemas solucionamos para los clientes y proveedores, y que productos y servicios nuevos podemos entregarles.
2. Encontrar nuevos productos y servicios, definir como rentabilizarlos, como venderlos, a que mercados pueden entrar, con que canales, que recursos necesitan y como enfrentar a la competencia.
3. Al entender el negocio y sus componentes podemos identificar y solucionar problemas estratégicos que limitan o frenan el crecimiento del negocio, y encontrar nuevos caminos para el desarrollo.